martes

ESE ABSURDO PRIMER MUNDO
Muchas veces me hice la pregunta cómo sería mi vida fuera de Cuba. Si era verdad toda esa violencia que escuchaba o leia, o podía ver en las películas que transmitia el canal 6 de Cuba los sábados. Nunca he sido muy amante de la violencia, me gusta la tranquilidad, me gusta disfrutar de la naturaleza, caminar, y por como me había conformado mi mundo fuera de la Isla siempre pensaba que iba a estar atado a un apartamento o confinado a la terrible violencia de las ciudades. Es curioso que siempre quise salir de mi patria porque tanta opresión me ahogaba. Nunca he sido un buen mentiroso, mi rostro me delata cuando algo no me gusta, no suelo esconderme detrás de la diplomacia, prefiero ir de frente y resolver las cosas. Como decimos en buen Cubano "al pan, pan y al vino, vino" Esta forma de ser me trajo muchas "sorpresas" durante mi estancia en la Isla, en muchas ocasiones fui detenido, maltratado, vejado, humillado y jamás callé, jamás deje de decir las cosas tal cual las veía. Tenía amigos en todos los bandos y me sentaba en ocasiones a "discutir" sobre tendencias políticas y las "discusiones" solían durar horas. Recuerdo una vez que estábamos en pleno parque de G y 23 varios amigos hablando sobre que ventajas tenía para Cuba un capitalismo medio y no nos dimos cuenta de que habíamos subido el tono de la discusión y tampoco nos percatamos que llegaron varios carros de policías. Era tan interesante la "discusión" que nos montaron en un camión de policía a todos y seguiamos enfrascados en aquella terca discusión, llegamos a la estación de policía y seguiamos, incluso en los calabozos seguimos "discutiendo" a pesar de que nos pusieron a cada uno en una celda. Yo siempre recuerdo con agrado esta discusión porque marcó un momento muy crucial en mi vida. Dás después analizando para mi mismo todo lo que había ocurrido aquel día fue donde tomé la desición de irme de Cuba ya que comprendí que ya nada me importaba en aquel lugar, no tenía miedo a que me detuvieran, no tenía miedo a ir a la cárcel, pero tampoco podía expresar mis ideas en la prensa, no podía trabajar en la radio, una de mis pasiones y puse la balanza y mi derecha pudo más que mi izquierda. En los últimos tiempos tuve una pequeña "discusión" con un amigo alla en México donde este amigo me reprochaba mi salida de la Isla. Él es de ideología izquierdista y me hacía un señalamiento muy real, él me decía al salir de tu país pierdes el deseo de luchar por él y yo le dije, fijate que no, estás equivocado. Salir de mi país fue una bendición, era tal la falta de esperanzas y objetivos fijos que tenía que no sentía deseos ni de vivir, cuando se está bajo ese nivel de control donde todo esta prohibido, tu alma está presa aunque tu cuerpo camine libre por las calles. Vivir así, le decía no te deja mucho margen a luchar, si lo hacía, le dije pero no con el deseo y el ánimo con que lo hago en estos momentos. Cuando has vivido encerrado en una burbuja de tiempo y es real, vivir en la Isla es como vivir en los años 50, desde sus autos hasta sus construcciones, tal parece que se ha quedado detenido el tiempo y lo que es peor que toda esa tecnología que existe alrededor de Cuba no se ve, no se disfruta. Una de esas tontas discusiones que han existido por ahi se refleja en la pobreza y donde se dice que el pobre no tiene acceso a la tecnología y yo estoy de acuerdo, el cubano tampoco, lo que marca la diferencia es que el pobre tiene la libertad y las oportunidades de cambiar su status y adquirir y disfrutar de la tecnología y el cubano no tiene esa libertad. He ahí la gran diferencia. Hoy encontre esta foto que encabeza el post y me dio gracia ver como desperdician los recursos en la Isla para intentar convencer a la gente de que su vida diaria es lo ideal, que hay problemas pero se van a solucionar. Yo recuerdo un chiste popular que decía: " Si el español no tuviera tiempo futuro, Fidel Castro no tuviera de que hablar" todos sus discursos se referían al futuro. En los primeros años llegó incluso a decir que Cuba sería para el 2000 varias veces más desarrollada que los Estados Unidos y en el 2000 dijo que Cuba necesitaba de más esfuerzo para sobrevivir, paradójas del destino, ahora quien necesita fuerzas para sobrevivir es él. Salir fuera de Cuba ha sido lo mejor que me ha podido ocurrir, he hecho todos mis sueños, he tenido la libertad de escribir y publicar todo lo que he querido, no he tenido a nadie que me haya arrestado por mis opiniones políticas, he podido dedicarle tiempo a estudiar sin aquellas cargas políticas que contienen las asignaturas cubanas. Yo me recuerdo de una amiga chilena que conocí en México que se reía mucho conmigo porque yo para burlarme y bromear le decía que en Cuba hasta la suma de dos más dos tenía implicaciones políticas, y aunque no es tan absurdo, tampoco está muy lejos de la realidad. Yo no sé quien fue el que ideó ese cartel que aparece en la foto, pero de lo que estoy seguro es de una cosa en esta inocente foto existe la prueba fehaciente de que el régimen tiránico de la Isla engaña miserablemente a todo el pueblo. Lean la consigna y analicen la estupidez que dice a ver si es verdad lo que quiere decir. Triste realidad de un gobierno que en los setenta criticaba duramente la pobreza y que diez años despues sacaba consignas de que la pobreza era necesaria para un futuro próspero. 5o años no le bastan a dos tiranos para aprender de una vez y por todas que ese futuro próspero solo llegará a la Isla el día que llegue la libertad.

2 comentarios:

Evidencias dijo...

Fuerte el cartelito... De verdad el derroche de recursos de las batallas (eternas) de ideas es tremendo, mientras el pueblo carece de lo basico para vivir.

Sandy dijo...

Me allegra que al fin vives la libertad que es el derecho de todos humanos.

 
Copyright 2009 OPINION CUBANA. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan