jueves

¿DÓNDE ESTÁ EL DERECHO INTERNACIONAL?

Hace un par de días comenzó el regreso a la palestra pública internacional de Zelaya, el ex presidente de Honduras quien, como muchos sabemos, fue expulsado de su mandato por un golpe de estado.

En anteriores post que hemos dedicado a este tema hemos fijado la posición de Opinión Cubana en cuanto a estos hechos que ocurrieron el pasado mes de julio y en los mismos hemos analizado las causas y futuras expectativas de lo que podría pasar en el hermano país de Honduras. Es muy cierto que manejamos la hipótesis de un autogolpe el cual, para ser sinceros, aún no se despeja del todo ya que, como hemos dicho, el interés del grupo de Zelaya es mantenerse en el poder a cualquier costo e imponer una “tiranía de izquierda” No está muy claro realmente el verdadero panorama que hay en estos momentos en la capital hondureña, ni los hechos y mucho menos los resultados y en ello queremos ahondar para que exista una mayor comprensión de nuestra teoría.

Un golpe de estado auto preparado parecía la opción inicial y aunque sigue siendo una expectativa vigente nos hemos percatado que no era la burda imitación que pensábamos de un comienzo. Alargar la situación de inestabilidad ha sido la causante de que este auto golpe se modificara de esta manera. también puede haber influido el hecho de que las cosas no salieran como se planificaron y el golpista (Micheletti) cambió las reglas del juego.

Lo realmente cierto es que la situación de Honduras ha sido muy crítica y si nuestra teoría es cierta y Zelaya recupera el poder, difícilmente veamos una elección legítima en mucho tiempo. Las condiciones que se están creando en Honduras están moviendo los sentimientos nacionalistas al lado equivocado, por ello decimos que si Zelaya recupera el poder, una “cacería de brujas” será el primer paso para luego imponer un llamado popular a permitir la reelección en la constitución hondureña. Ya lo vimos en Venezuela y aunque reconocemos que este autogolpe ha sido muy diferente el propósito es y será el mismo: adueñarse del poder por la eternidad.

Lo realmente curioso de este asunto no es el verdadero trasfondo que hemos analizado en los anteriores post y que, de cierta manera hemos colocado en los primeros párrafos sino toda la “basura” que ha destapado esta situación. Me refiero a los huecos que han sido encontrados en la política internacional y que, Dios no lo quiera, se convertirán en antecedentes para futuras prácticas similares.

Instituciones internacionales como son la ONU y la OEA han sido manipuladas y sus cartas magnas pisoteadas, el derecho internacional de no inmiscuirse en los asuntos internos de otros países también ha sido arrojado al basurero y por último la ley internacional que rige para las representaciones de los gobiernos en los países (embajadas) ha sido más que vapuleada en los últimos dos días.

Una embajada es el lugar que tiene un país para atender los asuntos de sus ciudadanos y los de gobierno en los diferentes países que componen este universo. El derecho internacional reconoce la inmunidad diplomática para estos lugares y, por supuesto, para evitar conflictos internacionales, estos lugares son considerados partes del país que representa y las leyes son muy específicas sobre este asunto donde no se permiten que los representantes utilicen su inmunidad para labores que perjudiquen la estabilidad económica y política de los países.

Lo que está aconteciendo en estos momentos en Honduras nos demuestra que la opinión pública mundial ha hecho ojos ciegos a esta práctica al no interferir con el gobierno de Brasil para que no permita que el ex presidente Zelaya llame a la revuelta popular desde su embajada en Honduras. Los golpistas, a mi juicio, han actuado de manera diplomática al permitir que otro país actúe de manera tan desfachatada en la política interna, ya que los hechos que están ocurriendo actualmente conllevan al rompimiento de relaciones y a la expulsión de los funcionarios del país.

Otro hecho que me llama la atención poderosamente es que una embajada este protegiendo a una persona que está acusada de cometer delitos económicos y de narcotráfico. Es cierto que a primera vista puede parecer una persecución política, pero también existen otras vías para aclarar este asunto y me refiero a que los golpistas pueden presentar en los tribunales internacionales las pruebas que dicen tener sobre los delitos cometidos por el ex presidente y Brasil que sea el garante de presentarlo ante la corte internacional para que se respeten los derechos legales de este señor.

Yo considero que Brasil debe tomar esta iniciativa en vez de proteger a lo que se presume es un delincuente. Es cierto que el derecho de asilo es una garantía internacional, pero también es cierto que escudarse en esta garantía para provocar acciones que traen derramamientos de sangre y violencia es un delito y Brasil está convirtiéndose en cómplice de este nuevo crimen.

Hacemos un llamamiento a la opinión pública internacional para que termine con esta situación que se está dando dentro del territorio hondureño y que está poniendo en peligro lo único verdaderamente democrático que está ocurriendo en este país desde el golpe militar y que son los preparativos y las campañas para las elecciones democráticas de noviembre próximo.

1 comentarios:

Con Pecado Concebido dijo...

Mi opinión muy personal, por cierto, es que no estoy de acuerdo con los golpes militares para destituir a la democracia, aunque sea un presidente de izquierda comunista o de derecha. Nuestra región no puede permitirse tal involución, para destituir un presidente, en democracia, existen los medios. El pueblo debe decidir y cada pueblo se merece el presidente que tienen porque son ellos los que los eligen y los que los deben destronar pero por medios democráticos. Yo estoy de acuerdo que hayan elecciones libres y la mayoría elijan el presidente que desean. No creo que Zelaya tenga aún el poder como para convocar a la gran mayoría, si es así, pues ni modo, continuaremos con los populachos presidente de repúblicas bananeras, que se han colgado del fracaso comunismo cubano para poder perpetuarse en el poder, desgraciadamente...hasta que la población reaccione encontra.

Pienso que Zelaya debió haber sido restituido y destituido, sin la intervención de los militares. Si justificamos los golpes, con qué moral pediremos democracia y elecciones libres en Cuba? país militarizado, por demás dictadura militar.

 
Copyright 2009 OPINION CUBANA. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan